Argentina 8-bit: un videojuego recrea los íconos de la cultura popular local, de Ricardo Fort a Astor Piazzolla

En Argentina 8-bit, los personajes más importantes de la cultura popular local se reúnen en una Plaza de Mayo virtual.

Lo que la historia no pudo lo logró un videojuego: en Argentina 8-Bit se reúnen Charly García , Diego Maradona , Mauricio Macri y Cristina Fernández en una Plaza de Mayo virtual pensada para aprender sobre historia y cultura popular. Su creador, un desarrollador local de 36 años, decidió apostar por este proyecto diferente e irreverente luego de triunfar en el exterior con un título que no tuvo repercusión en el país.

Gratis y muy fácil de usar, Argentina 8-Bit ofrece a usuarios de Android y de iOS tres formas distintas de jugar: con una trivia sobre temas como deportes, música, política, geografía y cultura, entre otros; una Plaza de Mayo virtual en donde se pueden desbloquear personajes e interactuar con otros usuarios y un espacio de Realidad Aumentada para jugar con nuestra cámara del celular. Está disponible en la tienda de Apple y en la de Google.

Quien está detrás de este singular proyecto es Mariano Larronde, un desarrollador argentino de 36 años que es responsable de Mushroom Guardian, un videojuego que sorprendió en todo el mundo en 2018 y fue destacado nada menos que por la compañía fundada por Steve Jobs. “Fue un título muy exitoso en Estados Unidos y en Europa, pero que acá no tuvo repercusión, quizá porque no tenía versión gratis. De hecho, por su suceso Apple me invitó a sus oficinas y me ayudaron con el lanzamiento. Fue elegido Juego del día en el store y se me dieron muchas oportunidades y chances”, le contó a La Nacion.

Con este empuje, Larronde fundó su propio estudio, Voyager Interactive, con el que planea seguir trabajando en una industria competitiva, pero que aún tiene mucho por crecer, tanto en el país como en el mundo. Argentina 8-bit es su primer proyecto y está pensado como una suerte de revancha local: “No niego que tenía la espina de que mi gran juego hubiera pasado sin pena ni gloria acá, sobre todo porque soy un gran fanático de nuestra cultura popular. Y recibí tanto cariño y reconocimiento de afuera que sentí que tenía que hacer algo que fuera bien para nosotros”.

La inspiración fue entonces volcar todo su cariño y conocimiento sobre la Argentina en un entretenimiento diferente y de calidad para celulares. Lo primero que se le ocurrió a este desarrollador fue el formato de trivia con preguntas y respuestas, pero luego se dio cuenta que quería tener un espacio de sociabilidad y así nació la Plaza de Mayo virtual, en donde le terminó sumando un museo con obras de artistas emergentes contemporáneos locales y un homenaje a la poco conocida tradición argentina de los arcades.

Una vez que tuvo en claro el proyecto que quería hacer, calculó que en tres meses podía tenerlo listo. Sin embargo, las proyecciones resultaron estar muy erradas: “Me terminó llevando un año y tres meses de trabajo, porque el proceso de elección de qué personajes incorporar o qué artistas visuales poner en el museo no fue sencillo. Recibí ayuda de Local para esa curaduría, pero una vez que comencé, por ejemplo, se me ocurrió incorporar la Costanera con sus clásicos puestos de choripanes y le terminé incluso poniendo sonidos característicos y luego una canchita de fútbol”.

Dejá una respuesta