Asesinaron a un joven cuyos restos fueron descuartizados, quemados y arrojados en un arroyo

El violento crimen sucedió en la localidad bonaerense de San Francisco Solano, Quilmes. La víctima tenía 20 años, y el principal sospechoso es un vecino y amigo suyo. Según informes, todo comenzó con una pelea que terminó a los golpes.

Este jueves en la localidad bonaerense de Francisco Solano, Quilmes, se registró un brutal homicidio de un joven de 20 años. El principal sospechoso es un amigo y vecino de la víctima, quien tiene 19 años. Está acusado de asesinar a su par, descuartizar sus restos, quemarlos y arrojarlos en un arroyo.

Según informaron desde el diario local 5 días, el incidente tuvo lugar entre el pasado martes por la noche y el miércoles por la madrugada. El crimen se habría producido a causa de una pelea que terminó a los golpes.

La denuncia por desaparición fue efectuada por la hermana de la víctima. Luego de un tiempo, la Policía dio con los restos del fallecido: parte en el arroyo, y otra parte en la casa del homicida.

Fuentes policiales revelaron las afirmaciones de un testigo, quien contó que el asesino le dijo: “Me mandé una cagada…, maté a uno… lo tengo en el fondo de casa”.

Por su parte, una persona cercana a la investigación declaró a Télam: “Los vecinos dijeron que en la mañana del miércoles, este chico, que vive solo, prendió una gran fogata que llenó todo el barrio de humo e, incluso, fue a quejarse de esta situación”.

La causa es encabezada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Quilmes, a cargo de la fiscal Mariana Curra Zamaniego. Hasta ahora, se investiga a partir de una creencia de que el asesinato se dio luego de que los amigos regresaran de la casa de una tercera persona.

Dejá una respuesta

Open chat
Diario Realidad valora tu información , no dudes en enviarla. Nuestra responsabilidad es chequear la noticia para que luego sea publicada.