Crisis: el centro rosarino ya tiene más de 400 locales vacíos

El mercado inmobiliario de la ciudad registró en el último año un incremento de locales vacantes del 14 por ciento. Un estudio relevó el sector comprendido por Oroño, Mendoza, Tucumán y Buenos Aires

El centro rosarino sufre el efecto devastador de la recesión económica y la pandemia. Así lo refleja un relevamiento hecho por la Federación Gremial de Comercio e Industria y la Corporación de Empresas Inmobiliarias (Ceir) que identificaron más de 400 locales comerciales que dan a la calle y que están vacíos en las principales arterias y corredores de la ciudad.

Según los datos, el mercado inmobiliario rosarino registró en el último año un aumento de locales comerciales vacantes del 14 por ciento. Esta observación en el casco histórico (Oroño, Buenos Aires, Tucumán, Mendoza) no incluyó a las galerías y centros comerciales.

Además, al finalizar el primer semestre de 2020 se observaron 425 locales vacíos sobre un total de 3.999 en el área censada, lo que implica una tasa de desocupación del 10 por ciento.

El estudio, realizado hace un año, había dado como resultado un total de 372 locales ociosos.

A la hora de identificar las causas, el informe atribuye la profundización de la caída a los bajos niveles de consumo relacionada con las medidas de restricción a la circulación y producción, que profundizaron la recesión y restaron volumen de venta.

El panorama se presenta heterogéneo, ya que, según los permisos de funcionamiento por actividades esenciales, se trazó una línea divisoria entre quienes mantuvieron o aumentaron su rentabilidad económica y aquellos que debieron cerrar y, al abrir, sus ventas siguieron por el piso.

En este escenario, desde Ceir se buscaron acuerdos de “esfuerzo compartido” entre propietarios e inquilinos ante la megacrisis desatada por el efecto de la pandemia.

Se establecieron mejoras en las condiciones de contratación mediante el prorrateo y alivio de gastos iniciales de alquiler, se extendieron los plazos de pago de cada mes y, en algunos casos, se bonificó el mes inicial, aparte de la posibilidad de abonar los honorarios de la inmobiliaria en cuotas. Por último, se flexibilizaron los requisitos de garantía con la gestión de un seguro de caución.

Entre las calles céntricas con mayor tasa de desocupación figuran San Juan, San Lorenzo Mendoza, Santa Fe y Rioja, que poseen gran número de locales comerciales y muestran índices de desocupación superiores a la media del centro.

Si bien la cantidad de locales con que cuentan es menor, otros corredores con negocios vacíos están por Sarmiento, Mitre y Laprida, al igual que España.

En este aspecto, el relevamiento destaca que en estas arterias “se observa un deterioro de las instalaciones, sumado al déficit de estacionamientos, que constituye una restricción adicional”.

Allí, se apunta al comienzo de peatonal Córdoba, San Luis y Rioja a la misma altura; Sarmiento y Maipú a lo largo de su recorrido por el microcentro y calle San Juan desde Buenos Aires a Mitre.

En contraposición, el informe detectó zonas de mucho tránsito en el sector mayorista y textil de San Luis, y las peatonales Córdoba y San Martín. Y mejores registros de ocupación y expectativas de mayor demanda de locales se observan en el Paseo del Siglo y sus calles transversales.

“Oroño, presidente Roca, Corrientes, Entre Ríos y Urquiza alejadas del centro histórico han mantenido su ocupación y se encuentran entre las que registran bajo promedio de locales vacíos”, concluye el estudio.

Dejá una respuesta