Curso intensivo de cómo usar la televisión para ganar elecciones

Dos casos que se usaron para ganar elecciones, donde se utilizaron miles de títulos y etiquetas en los medios para pegarles a los contrincantes de los candidatos del establishment. Tuvieron que pasar 5 años para que la verdad salga a la luz.

[Por: Lautaro Quagliaro]

Anibal Fernandez, alias “La Morsa”

“Jorge Lanata presentó un informe que vincula a Aníbal Fernández con el narcotráfico” decían el 3 agosto de 2015 los títulos de los dos diarios opositores al gobierno de esa época, unos días antes de las elecciones para gobernador de la provincia de Buenos Aires que enfrentaban al exJefe de Gabinete y a Maria Eugenia Vidal.

El programa Periodismo para Todos emitió los testimonios de uno de los condenados por el llamado “Triple crimen” y de otros actores en el tráfico de efedrina, que exponían al exjefe de Gabinete como autor intelectual de la matanza de General Rodríguez.

Los testimonios de Martín Lanatta, uno de los condenados por el crimen, así como el de la viuda de Sebastián Forza y Diego Ferrón (hermano de otra de las víctimas, Damián Ferrón), vinculaban a Aníbal Fernández y un agente de la ex SIDE, “Máximo”, con las operaciones que se adelantaban para proteger el negocio. “El vínculo con Aníbal era por medio de Sebastián Forza”, dijo Lanatta. “Él me comenta que lo estaban persiguiendo y que en cualquier momento entra en cana. En ese momento tenía un socio que era comisario general, y le comenté, y a través de él me reuní con Aníbal”. “Quien dio la orden de la muerte fue Aníbal. El negocio del tráfico de efedrina se lo queda él con la gente de inteligencia. Forza llegó a ser un estorbo porque sus clientes no llegaban a los carteles de México”, dijo Martín Lanatta, condenado por el Triple Crimen.

El exministro debió ir a las urnas acorralado por las acusaciones mediáticas, que provenían de un preso y un expolicía que dio una entrevista en ese momento sentado en living de Elisa Carrió. Martín Lanatta, condenado por el triple crimen de General Rodríguez, lanzó afirmaciones que luego su abogado desmintió, y el otro, José Luis Salerno, se desdijo en la Justicia.

Esta semana, y a través de una nota del diario Clarín, que fue retomada por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, se conoció que el caso de narcotráfico, que data de 2003, tiene como principal imputado a Julio César Pose, exagente de la ex SIDE, a quien se endilga haber armado un operativo con la DEA norteamericana para supuestamente detener a traficantes de drogas y quién sería “la morsa”.

Resumiendo un poco este caso, donde a un exministro de la gestión Cristina Kirchner que se presentaba a gobernador de la provincia más importante de la argentina se le hizo una operación mediática, judicial y política que impactó en la sociedad, ya que, durante muchos días se habló en los medios sobre este caso y se tendieron mantos de falsedad acusando al exministro de asesino y de cómplice del narcotráfico, hoy 4 años después, se conoció que fue una operación del gobierno anterior para que María Eugenia Vidal llegue al gobierno.

Tragedia de ONCE; agravios constantes, una futura gobernadora y la victima que se fue usada.

El miércoles 22 de febrero de 2012, a las 08:33 a.m, un tren de la línea Sarmiento, identificado con la chapa 16, que se encontraba llegando a la plataforma número 2 de la estación terminal de Once, no detuvo su marcha y colisionó con los paragolpes de contención. Los primeros tres coches se aplastaron,​ ocasionando los heridos más graves. Muchos pasajeros informaron haber oído el aplastamiento a modo de una gran explosión que ocasionó la rotura de todos los vidrios.

El impacto causó 52 víctimas fatales de las cuales 3 eran niñas y 789 heridos de distintas gravedades, de los cuales 200 fueron trasladados a 13 hospitales. La mayoría de las víctimas fatales se encontraban en los dos vagones delanteros.

Marcos Córdoba, el maquinista condenado por la denominada “Tragedia de Once”, admitió hace unos dias que el 22 de febrero del 2012 anuló el dispositivo de freno. “Yo tengo responsabilidad, anulé el dispositivo, no lo hice a propósito, nunca imaginé que algo así iba a ocurrir”, sostuvo en un escrito en el que pide su libertad condicional. Aunque unos meses luego del accidente, el mismo motorman había declarado “Crean en mi porque yo frené, porque hice todo lo posible por frenar ese día, todo lo que estuvo a mi alcance lo hice, quiero por favor que me crean, nada más”.

El abogado Maximiliano Rusconi, quien lleva la defensa del multiprocesado Julio De Vido, sostuvo tras los dichos del motorman Marcos Córdoba que “tanto las defensas desde el inicio de la causa, la totalidad de los querellantes y ahora el propio imputado destacan como único responsable al conductor de la formación del tren

El abogado de Cristina Fernández de Kirchner subió la declaración del maquinista a sus redes sociales.

Maria Lujan Rey, de victima directa del accidente a un engranaje perfecto del aparato comunicacional de cambiemos.

María Luján Rey era una profesora de geografía en un colegio de Merlo, hasta que la tragedia de Once cambió su vida. Su hijo, Lucas Menghini, falleció en el siniestro más grande de la historia del Ferrocarril Sarmiento. A partir de ese momento la docente comenzó una incansable campaña de lucha contra la impunidad que le permitió posicionarse en la administración gubernamental de María Eugenia Vidal, además de percibir contratos adicionales de casi medio millón de pesos.

Luego de la tragedia de Once, María Luján se introdujo en la vida política. Pronto obtuvo un puesto testimonial como asesora parlamentaria y se acercó al PRO. A partir de 2016 comenzó a formar parte del equipo de María Eugenia Vidal. Si bien el cargo de María Luján la ubicó en la Dirección Técnica y Social bonaerense, su contacto con Mariu era inmediato. Según ella misma explicaba, se encargaba de “dar una respuesta a las solicitudes que, vía mail, Facebook, carta o papelito durante un acto, le llegan a la gobernadora“.

Al servicio de Mariu, Rey fue entrevistada por los principales medios gráficos y recorrió los pasillos de la tele. Fue invitada en los programas de Mirtha, Mariana Fabbiani y también en Intratables. Durante su raid mediático, no ha perdido ocasión de tirarle flores a la gobernadora y militar contra la libertad de Julio De Vido. Además, ha denunciado sistemáticamente toda clase de manipulaciones políticas para contener y manejar su discurso. Siguiendo su relato, el kirchnerismo realizó constantes maniobras para comprar a la luchadora. “Intentaron silenciar(nos) a través de ofrecimientos de arreglos extrajudiciales, a mi me tocó“, sostuvo María Lujan en Perfil. Más directa fue en Infobae, donde contó que le ofrecieron autos y puestos y que “el ex ministro de Planificación (Julio de Vido), a través de dos emisarios, le ofreció trabajar con él“.

María Luján también logró ubicar a su hija Lara en la Provincia de Buenos Aires. A pesar de que Macri prometiera en campaña que “Conmigo se acaban los curros en Derechos Humanos“, Lara Menghini fue contratada por la Municipalidad de Morón como administrativa de la Dirección de DDHH, a las órdenes de Ramiro Tagliaferro. Además del salario por desempeñarse respondiendo en la Dirección Técnica y Social del gobierno bonaerense, en febrero de 2017 fue beneficiada con una contratación directa por servicios sin descripción ofrecida al Banco Provincia de Buenos Aires, también dependiente de María Eugenia, con referencia de orden de compra 131972 y por un monto de $455.000,00.

Aquí el resumen de dos casos mediáticos de aquellos años, donde los medios protegieron a cambiemos y usaron su poder para que puedan llegar al gobierno, tanto provincial como nacional. Nada cambio durante 4 años y nada va a cambiar, si no se hacen cambios estructurales en el comportamiento de los medios, que pueden  llegar a infamar a cualquier candidato a costa del sufrimiento de millones de argentinos.

Dejá una respuesta

Open chat
Diario Realidad valora tu información , no dudes en enviarla. Nuestra responsabilidad es chequear la noticia para que luego sea publicada.