El mensaje que dejó la novia del Mago sin Dientes

Ana María Patricelli había expresado en redes sociales su extrema preocupación por la empresa que conducía. “Mis hombros no soportan más”, había escrito en medio de una crisis económica por la pandemia 

En medio de la investigación para averiguar las causas del fallecimiento de Ana María Patricelli, que por ahora permanece con una carátula de muerte dudosa, se reveló que la mujer, novia del Mago sin Dientes, publicó en sus redes sociales un dramático descargo en medio de la difícil situación económica de su empresa por la pandemia de coronavirus. 

De acuerdo a lo que publica el sitio de El Trece, Patricelli fue hallada sin vida en su departamento en el barrio porteño de Palermo. Según el parte policial, fue encontrada por su hija Sofía con una bolsa negra en la cabeza, pastillas y alcohol. 

Patricelli era despachante de aduana y manejaba una microempresa que se vio, como tantas otras, afectada económicamente con riesgo de quiebra. “Antes que nada, quiero aclarar que priorizo la vida antes de la economía. Pero quiero aclarar y hacer que escuchen todos y todas las personas que pueda, que estoy harta de arriesgar, de apostar al trabajo, de contratar gente, de tratar de generar nuevos negocios y empleos”, expresó en el Twitter comercial de la empresa. 

“Tengo una mini Pyme en el mercado hace más de 30 años, que antes tenía 20 empleados, y dada la situación fui achicando hasta solo quedarme con lo básico. Hoy solo tengo 7 trabajadores, que tienen que alimentar a sus familias”, relató Ana María. 

“¿Sabrán los gobernantes la desazón y el miedo que genera no poder pagar los sueldos, esos sueldos de familias que dependen de lo que ganan para alimentarse, comprar remedios… el no poder cubrir cheques, no poder abonar a los proveedores pero después las deudas se acumulan?”, explicó con tristeza 

 “Tengo que pagar los sueldos al 100% sin siquiera estar generando dinero. Mis hombros no soportan más. Con la plata de los impuestos que pagamos el gobierno intenta paliar el mal que el aislamiento genera en la economía. Ya no duermo pensando en los problemas de cuando empiecen a entrar los cheques, los cuales sin actividad no podré cubrir, pero claro soy empresario”, afirmó. La carta data el 27 de marzo, apenas unos pocos días del comienzo de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno Nacional. 

“Nosotros estamos, somos pequeños empresarios que intentamos apostar a nuestro país. No se olviden de nosotros, también necesitamos un esfuerzo de ustedes, caso contrario habrá más desempleados”, enfatizó. 

Por último, cerró: “Ya no duermo pensando en los problemas de cuando empiecen a entrar los cheques, los cuáles sin actividad no voy a poder cubrir. No soy una empresaria, soy una trabajadora que apuesta y da trabajo”. 

Según los resultados de la autopsia publicados por Teleshow, los peritos certificaron que no hubo asfixia: Ana María murió de un paro cardíaco o una arritmia provocada por una congestión y un edema pulmonar. Presentaba además meningoencefalitis y restan aún los resultados toxicológicos. 

Dejá una respuesta