El motorman de la tragedia de Once confesó que anuló los frenos y ahora pide libertad condicional

En el marco de un pedido de libertad condicional presentado por la defensa del motorman de la tragedia de Once, Cordoba reconoció haber anulado el dispositivo de freno.

En marzo de 2018, la justicia confirmó que los peritos que intervinieron en la causa por la Tragedia de Once “dijeron la verdad” respecto al estado de los frenos del tren cuyo siniestro ocasionó 51 muertos. Los peritos Raúl Díaz (de la Corte Suprema de Justicia), Horacio Faggiani (de la Comisión Nacional del Transporte), Alejandro Leonetti (de la Secretaría de Transporte) y Julio Pastine (de la empresa TBA, entonces concesionaria del Sarmiento), fueron procesados por la posible comisión de falso testimonio, asumiendo que actuaban de acuerdo a fin de responsabilizar únicamente al conductor Marcos Córdoba, luego de certificar el correcto funcionamiento de los frenos del “Coche 16”.

En su fallo, los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzun revocaron los procesamientos de quienes afirmaron que los frenos del coche siniestrado se encontraban en condiciones y funcionaban correctamente y reforzando las declaraciones del abogado Gregorio Dalbón, quien siempre sostuvo que el único responsable penal es el maquinista Marcos Córdoba:“Está comprobado fehacientemente en la causa que si el maquinista hubiera frenado el hecho no hubiera ocurrido”.

Este viernes, la defensa de Córdoba presentó un pedido de libertad condicional donde el maquinista reconoce haber anulado el dispositivo (freno) pero que no lo hizo a propósito ya que nunca imaginó que algo así podía ocurrir.

En diálogo exclusivo con El Disenso, el doctor Gregorio Dalbón aseguró que hubo mala praxis judicial “Vamos a denunciar a todos los que la ejercieron. Yo siempre supe que el tren frenaba, y que solo desactivado el freno podía chocar. Lamento mucho los inocentes que pagaron culpas ajenas. Aún queda gente inocente presa y Córdoba sale libre. Esta vez habrá consecuencias en el Consejo de la Magistratura y varias acciones por daños y perjuicios.“

Hay que ponerle ojo a los intereses reales detrás de esta tragedia, y el uso que se le dio a la misma en los medios. No nos olvidemos el pago de casi medio millón de pesos que la ex gobernadora María Eugenia Vidal le hizo desde la caja del Bapro a su empleada y hoy diputada nacional María Lujan Rey, la madre de Lucas Menghini, víctima 51 de la tragedia.

[Fuente: El Disenso]

Dejá una respuesta

Open chat
Diario Realidad valora tu información , no dudes en enviarla. Nuestra responsabilidad es chequear la noticia para que luego sea publicada.