La autopsia del ladrón asesinado por Jorge Ríos arrojó sus resultados

El fallecido había atacado al jubilado en su casa de la localidad de Quilmes. La autopsia determinó que recibió dos balazos, uno en el tórax y otro en la región abdominal.

Este miércoles, la autopsia realizada sobre el cadáver de Franco Martín Moreyra arrojó sus resultados. El ladrón asesinado por el jubilado Jorge Ríos recibió dos balazos, uno en el tórax y otro en la región abdominal, según informaron fuentes de la investigación.

Moreyra junto con cuatro hombres más habían asaltado la casa del jubilado en la localidad bonaerense de Quilmes. Los forenses de la morgue de Ezpeleta le informaron al fiscal de la causa, Ariel Rivas, que el primer balazo ingresó en el tórax en la línea media axilar, a nivel del sexto espacio intercostal izquierdo, cruzó la quinta vértebra dorsal y se alojó en el hombro derecho.

El segundo impacto fue el que causo la muerte, según informaron fuentes forenses. El mismo ingresó en la zona abdominal por la fosa ilíaca derecha, pasó por el retroperitoneo y rompió la arteria aorta y la vena cava, lo que provocó una hemorragia abdominal y el shock hipovolémico.

La víctima del violento robo había sido acusado por el fiscal Rivas de homicidio agravado. El mismo había quedado bajo prisión domiciliaria y su familia fue amenazada por los allegados al ladrón muerto, reconocido barra brava del club Quilmes.

Dejá una respuesta