Menotti criticó a Zidane: ¿Es “fácil” dirigir al Real Madrid?

Sin dudas Zinedine Zidane marcó un antes y un después en su era como futbolista, y también lo hará (o ya hizo) como técnico, trabajo que actualmente no se valora como debería, pero que con el pasar del tiempo su figura se agigantará cada vez más.

[Por Iván Naserala ] Si bien Zizou fue ayudante de Carlo Ancelotti en el Real Madrid durante la temporada 2013-2014, y si bien fue entrenador del Real Madrid Castilla (2014-2016), el 4 de enero de 2016 iniciaría su camino como entrenador, nada más ni nada menos que en el conjunto Merengue. 

Zidane fue elegido por Florentino Pérez como reemplazante de Rafa Benítez, quien durante su paso por la institución blanca, no supo manejar los egos del plantel y fue muy criticado por sus jugadores, además de no obtener buenos resultados.

Su llegada al Real Madrid fue una revolución en el mundo futbolero, y los títulos no se hicieron esperar. En su primera etapa (2016-2018) obtuvo nueve títulos: se convirtió en el primer entrenador en ganar tres veces consecutivas la UEFA Champions League (2016-2017-2018); dos Mundiales de Clubes (2016-2017); dos Supercopas de Europa (2016-2017); una Liga de España (2017); y una Supercopa de España (2017). ¿Parece fácil dirigir al Real Madrid no?

Sin embargo, el 31 de mayo de 2018 anunció su sorpresiva renuncia a cargo del conjunto español. “Si no puedo ver las cosas claras, como me gustaría, y que es que no vamos a continuar ganando, es mejor no seguir y no perder el tiempo”, fueron sus declaraciones. Y estaba en lo cierto. Tras su salida, y la de Cristiano Ronaldo a la Juventus, el Real Madrid entraría en declive. Su sucesor sería Julen Lopetegui (después de su ya conocida y polémica desvinculación con la selección española en el mundial de Rusia), y tras no generar el impacto esperado en cuanto a resultados y juego, luego de dos meses, el argentino Santiago Solari lo reemplazaría. Si bien obtuvo el Mundial de Clubes del 2018, su paso por el Real no fue muy bueno. 

Final de Champions Zidane: ningún técnico francés ha logrado ganar ...

Es por esto que la Casa Blanca volvería a apostar por quien le dio tanto en tan poco tiempo. El 11 de marzo de 2019 con un Madrid muy lejos en la pelea por la Liga (terminaría tercero), eliminado de Champions (en octavos ante el Ajax) y de la Copa del Rey (en semifinales ante el Barcelona), Zidane iniciaría su segunda etapa. 

Sin dudas el desafió no era nada fácil, había que volver a animar a un plantel caído en lo anímico y suplantar a la máxima figura, CR7. Y poco a poco, lo logró. Si bien está al borde de la eliminación y tendrá que ir en busca de la hazaña para dar vuelta el resultado obtenido en la ida de los octavos de final de la Champions (1-2 ante el Manchester City de Guardiola), en este segundo periodo en el club obtuvo la Supercopa de España (2019) en la recordada final ante el Atlético Madrid por la patada y expulsión de Valverde en un contraataque de Morata en los últimos minutos de juego (partido que el Madrid ganaría por los penales), y la Liga de España (2019/2020) con un gran sprint final post parate por la cuarentena (se encontraba a dos puntos del Barcelona y ganó los 11 partidos que quedaban por disputar).

Luego de la obtención de Liga hace algunas semanas, Sergio Ramos, figura y goleador del equipo campeón, remarcó la importancia de Zidane en el plantel: “Creo que es clave. El patrón del barco es el que marca siempre, el que tiene que dar el paso al frente y el que tiene que marcar la diferencia. Siempre ha depositado la confianza en el jugador, eso no es normal en todos los entrenadores, y nos hemos sentido muy arropados con ‘Zizou’ y creemos en él y en su trabajo. Todo lo que toca pues mano de santo, que dure mucho y que se valore la gran persona que es y que es un entrenador único”.

En resumen, entre estas dos etapas, el francés dirigió en el Real Madrid 209 partidos oficiales y obtuvo 11 títulos, es decir, un título cada 19 partidos. Una locura.

Imagen

Ante este panorama, sería muy complicado cuestionar a un entrenador (y ex jugador) de su magnitud, quien logró una cantidad de títulos en un lapso de tiempo muy corto, algo que no es muy común, y encima en el club más grande a nivel mundial, con las presiones que eso conlleva.

Sin embargo, César Luis Menotti (DT campeón con la Selección Argentina en el Mundial ‘78) en diálogo con el programa Presión Alta (TyC Sports) lo crítico diciendo que su tarea en el Real es “fácil” por dirigir a los mejores jugadores y comparándolo con Marcelo Gallardo, quien es el mejor entrenador en la historia de River y el mejor entrenador del fútbol argentino, dijo: “Que Gallardo pueda dirigir a Real Madrid no tengo dudas, lo que no creo es que Zidane pueda dirigir a River. Gallardo conoce el mundo europeo, puede dirigir donde quiera, tiene experiencia como futbolista y recorrido de selección. ¿Cómo no va a poder dirigir al Real Madrid? Que Zidane pueda dirigir River no lo sé, el fútbol argentino es muy complejo, muy difícil. Es mucho más fácil dirigir Real Madrid que Chacarita”

Gallardo, un técnico a base de títulos y argumentos - Radio Mitre

Además, elogió a Marcelo Bielsa por obtener el ascenso a la Premier League con el Leeds: “Yo veo todo el fútbol que puedo, pero no vivo metido adentro de un televisor. No lo ví a su equipo, salvo en instancias finales, pero me hace feliz que a Bielsa le vaya bien porque hay entrenadores que dignifican la profesión. Es una persona inteligente, que ve fútbol todos los días, estudia y está en una liga donde hay muy buenos equipos”.

Los entrenadores de la Championship eligen a Bielsa como el mejor ...

Otro que lo crítico fue el Hugo Orlando”Loco” Gatti. “Zidane tuvo el ángel de Cristiano, de Sergio, de la portería… Y ganó todo por eso. Pero el Real Madrid no tiene fútbol. Zidane tiene que poner una idea de fútbol, si no va a durar poco”, aseguró en el programa El Chiringuito.

Con las declaraciones de Menotti no quiero entrar en comparaciones ni mucho menos (en este caso de Zidane y Bielsa), pero ¿Por qué enaltecer el trabajo de uno y desprestigiar el de otro por sus formas de juego? Quitarle méritos a un entrenador que ganó once títulos en cuatro años y elevar la figura de otro, que en 30 años obtuvo seis (sin desmerecer su trabajo porque es visto como un modelo a seguir por grandes entrenadores: Guardiola y hasta el mismo Zidane) por su manera de jugar me parece algo erróneo. Al igual que cuando Gatti le atribuye lo obtenido a Zizou por “Cristiano, Sergio..” acusando a su equipo de “no tener fútbol”.

¿Por qué entrar en la eterna discusión y desmerecer el trabajo de uno por qué su forma de jugar no es vistosa? ¿Qué importa si un entrenador prefiere tener mayor o menor posesión de la pelota, ser ofensivo o defensivo, o jugar con una determinada formación, cuando lo importante es ganar?

Hay que salir de la grieta que se formó en los últimos tiempos entre el “Bilardismo” y el “Menottismo” (por nombrar dos “filosofías” de juego, por decir de alguna manera), entre el lirismo, el fútbol champagne y  el juego defensivo. Lo importante es que un entrenador plasme a su equipo la manera de juego que crea conveniente para obtener resultados y mantenerse en el tiempo, que no es nada fácil. ¿Quien se fija en la forma de jugar cuando se gana?

Dejá una respuesta