Omar Palma: “Uno ha sido importante para el club y eso vale mucho”

El Negro, tres veces campeón con Central, habló con Diario Realidad y se mostró orgulloso por los títulos que consiguió. Además, habló de Don Ángel Zof, Marchetta, y la actualidad canalla.

Omar Arnaldo Palma es, sin lugar a dudas, uno de los máximos ídolos de la historia de Rosario Central. El Negro conquistó tres títulos con el club y muchísimos hinchas canallas lo tienen considerado como el mejor jugador que defendió los colores azul y amarillo por su calidad. Así quedó reflejado en el Mundialito que realizó Diario Realidad en el que Omar fue respaldado con el voto canalla principalmente y elegido como el mejor jugador de Rosario, superando a Gerardo Martino, ídolo leproso.

En diálogo con Diario Realidad vía Instagram, Palma agradeció a los simpatizantes de Central por el apoyo que le dieron. “Fue muy bueno, no pensé y nunca me había imaginado. Jugar la final con el Tata Martino que es un tipo al que lo quiero, lo respeto, es una gran persona y viste como somos los de Central. Nosotros siempre que jugamos con Newell’s hasta a las bolitas les queremos ganar. Me tocó ganar y en definitiva siempre el agradecimiento para la gente de Central que siempre me apoyó, que quiere que uno siempre este ahí. Votó un montón de gente para que yo le pueda ganar al Tata”, expresó Palma. “Agradecer como siempre, me han apoyado en un montón de cosas, saber que no era fácil jugar con el Tata Martino que es un tipo que los de Newell’s lo quieren mucho, es respetado, pero bueno, le ganamos gracias al apoyo de la gente, les agradezco por el apoyo que tuvimos”, confió.

Aunque Central ha tenido a lo largo de su rica historia grandes futbolistas, para muchísimos hinchas canallas que lo vieron jugar y se emocionaron y disfrutaron de su talento, habilidad, asistencias y de sus goles, Palma está por encima del resto. “Creo que uno ha hecho las cosas siempre bien para tratar de estar hoy en el lugar que estoy. La gente de Central siempre me tiene ahí más arriba que todos pero en definitiva yo fui uno más de los que aportó su granito de arena para que Central sea más grande todavía. Poy, Don Ángel, Bauza, Kempes todos aportamos un poquito para que Central sea cada vez más grande”, sentenció el ex volante canalla, que se mostró orgulloso por ser el que más vueltas olímpicas dio con el club en el profesionalismo. “Lo dice la historia de que fui el jugador que más cosas conseguí en Central”, afirmó Palma, que destacó a los compañeros que integraron equipo con él. “No jugué ni salí campeón solo. Teníamos un grupo de jugadores que apostamos a que Central salga campeón y crezca como institución. Eso es importante, yo solo no jugué nunca, tuve buenos compañeros, sabíamos lo que significaba Central. Lo más importante es que nosotros le dimos un granito de arena para que sea más grande“, sostuvo.

Palma llegó desde chiquito a Central hasta convertirse en el más ganador. “Empecé a los 10 años, hice el baby, las inferiores hasta llegar a debutar en el 79, en el 80 salí campeón. A través de todos esos años hay mucho sufrimiento en el jugador de fútbol, antes más que ahora porque ahora tenés representantes. Las cosas van cambiando. Antes no había nada, había que manejarse con el papá o la mamá, que te den una mano para poder entrenar y viajar. Fue lindo conseguir cosas importantes para el club“, aseveró el Negro. “Hoy los jugadores son más protegidos, ganan mucho más dinero que nosotros antes, pero uno no se puede quejar. Los de antes aspiramos a jugar y terminar con una casa un auto y hoy ganan fortuna, juegan dos o tres años y ganan muy bien. Pero está bueno eso porque los jugadores son sacrificados, igual que la familia, el entorno”, manifestó.

A la hora de destacar a los entrenadores que tuvo, sin dudas en lo más alto del podio aparece Don Ángel Tulio Zof. “El más grande fue Don Ángel, en el 80 salí campeón con Don Ángel, en el 87 salí campeón con Don Ángel y en el 95 salí campeón con Don Ángel. Pero aprendí de todos. En el 85 salimos campeones de la B, Pedro Marchetta armó un equipo muy bueno para la categoría de ese entonces, en River lo tuve a Griguol que me enseñó muchas cosas. En la carrera hay un montón de cosas cosas que son importantes. Lo lindo que me tocó vivir en Central con Don Ángel y Marchetta, pudimos hacer cosas que nos había propuesto”, confió.

Palma destacó la simpleza de Zof. “Don Ángel era un persona sencilla, un tipo muy sencillo, en las charlas antes de los partidos eran muy sencillo, el siempre pensaba en el arco del rival, nunca pensó en defenderse, los equipos siempre salieron a jugar, a ser protagonistas y jugar de la mejor manera. Don Ángel veía muy bien el futbol”, aseveró. Y también destacó a Marchetta. “Pedro armó un equipo para jugar en la B muy bueno, salíamos a jugar en cualquier lado, jugábamos muy bien, por algo se dio que nosotros faltando varios partidos salimos campeones. Hizo un buen trabajo Pedro, el profe, gente que trabajaba muy bien”, contó.

Durante la charla, Palma analizó el fútbol actual en comparación al de antes. “Hoy el fútbol ha cambiado mucho en cuanto a lo profesional, corren mucho y cuando tenés uno que piensa un poquito es el diferente y eso hace la diferencia. Hoy ganan muy bien, mejor porque es sacrificado el futbolista”, comentó.

Al ser consultado sobre si en el fútbol de hoy y en Central fundamentalmente, ve a alguien parecido a él, Palma dejó en claro que cada futbolista es particular. “Riquelme fue único, Palermo fue único, y yo fui único. Central nunca ha tenido un jugador como Omar. Han pasado muchos buenos jugadores, pero yo tenía todo, tenía definición, pegada, sacrificio, tenía un montón de cosas en un equipo pero eso también te lo dan los compañeros que te apoyan. Si vos tenés compañeros que te apoyan y te ayudan se hace más fácil todavía”, sostuvo Palma, quien contó que ve cosas similares a él en Ignacio Fernández, crack de River. “River tiene muy buenos jugadores. Nacho Fernández es un jugador muy inteligente, tiene muy buen llegada, tiene pegada, sacrificio. Si bien él es zurdo, se asemeja mucho a lo que yo hacía en Central”, afirmó.

Palma se mostró feliz de haber aportado lo suyo para darle la gloria nacional e internacional a Central. “Uno ha sido importante para el club y eso vale mucho”, manifestó el Negro, que no dudó en poner a la Copa Conmebol ante Atlético Mineiro como la más trascendente en su carrera. “En el 80 salí campeón con Central, en el 85 ascendí, en el 87 salí campeón, goleador y figura en ese entonces. En el 95 la Conmebol. La Conmebol fue lo más importante que tuve en el club”, sentenció.

Y recordó aquella final ante Atlético Mineiro. Jugamos con el Mineiro, perdemos 4-0 y sin merecer porque cuando arrancamos Taffarel le tapa una pelota al Polilla que hubiese sido el 1-0 y hubiese cambiado todo. El tema era cómo hacíamos 4-0, todos los muchachos estábamos de acuerdo que íbamos a ganar, no sabíamos cuanto, si 1, 2, o 3 a cero. El primer tiempo termino 3-0 y el cuarto lo hicimos en el final. Cuando hace el gol Peta (Carbonari) dije ‘en las penales no podemos perder’, se dio así, y pudimos ganarlo”, aseguró Palma, que tuvo participación fundamental en cada título canalla.

“Gracias a Dios en todos los campeonatos que gané, siempre tuve la posibilidad de hacer un gol. En el 80, en el 87, en el 95 (convirtió en la definición por penales). En el 85 también hice el gol contra Dálmine. En todas las finales que estuve, siempre tuve la oportunidad de hacer un gol”, destacó Palma que ante los brasileros convirtió el primero de la serie. “El jugador cuando va a patear un penal ya va decidido, va decidido adonde patear. Generalmente en el futbol está comprobado que el derecho la cruza y el zurdo la cruza. Y bueno yo tuve la falencia de tirar para el otro lado y tuve la posibilidad de hacer el primer gol que era importantísimo”, afirmó.

Por último, el Negro hizo referencia a la actualidad del club y destacó que se le de la oportunidad a personas del riñón de la institución. “Yo soy uno de que siempre luchó para que Central siempre sea manejado por gente que sea del club, y ahora tiene la posibilidad el Kily, Ordóñez, Petaco, de poder dirigir pero también tenemos que mirar para atrás, qué hay en inferiores, qué no hay, quiénes son los que trabajan, entonces yo creo que es una posibilidad para que Central vuelva a ser lo que fue siempre. Central no tenía que comprar un arquero, un 2, un 6, un 3 o un 4 porque lo tenía en inferiores. Tenemos que volver a las fuentes que es importantísimo”, remarcó. “Ojala que podamos arrancar de la mejor manera, que los chicos que estaban privados de jugar en primera empiecen a jugar, veremos cómo se van dando las cosas”, confió. “En Central siempre la característica fue de trabajar bien en inferiores. Comprar sólo alguno, al diferente, un 9 goleador, porque desde que recuerdo los equipo que yo integré, el 90 % de los jugadores que salimos campeones fuimos del club. Eso vale mucho y ojalá podamos apostar a todo eso para que las cosas cambien”, cerró.

Dejá una respuesta