Pidieron la captura de Donald Trump por el crimen del general Soleimani

Esta tarde Irán emitió una orden de captura contra Donald Trump por el asesinato del general Qasen Soleimani, jefe de las Fuerzas Quds, ocurrido en enero de este año. El pedido de la justicia de ese país se extendió, además, a otros 36 funcionarios más del gobierno estadounidense.

En un nuevo capítulo de la tensión permanente entre ambos países, la Justicia de Irán emitió una orden de arresto contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y otros 30 funcionarios de su gobierno por el asesinato del general Qasem Soleimani El fiscal de Teherán, Ali Alqasimehr, acusó a Trump de los delitos de “asesinato y terrorismo”, y lo señaló como responsable máximo del crimen ocurrido el tres de enero pasado, cuando aviones estadounidenses no tripulados bombardearon el vehículo en el que viajaba el reconocido militar iraní en las cercanías del aeropuerto internacional de Bagdad. Otras diez personas murieron durante el ataque, incluyendo a cinco miembros de la Guardia Revolucionaria y al yerno de Soleimani. Por el lado de Estados Unidos, el único que habló hasta el momento fue el representante del gobierno ante Irán, Brian Hook, quien dijo que la orden de arresto emitida por Irán es un “truco de propaganda que nadie tomará en serio”.

“El presidente Donald Trump es el primero de la lista y se buscará que sea juzgado incluso después de que finalice su mandato”, subrayó el fiscal iraní Ali Alqasimehr. A mediados de febrero, el jefe del Poder Judicial de Irán, Ebrahim Raisi, había adelantado que estaban trabajando con Irak para llevar a instancias judiciales internacionales el brutal asesinato de Soleimani. 

Frente a la decisión iraní, llamativamente no se expresaron aún ni el presidente estadounidense ni sus máximos colaboradores. Sólo lo hizo el representante especial de Estados Unidos ante Irán, Brian Hook. “Nuestra evaluación es que la Interpol no interviene y emite alertas rojas que se basan en una naturaleza política”, señaló Hook desestimando el pedido iraní

Durante una conferencia de prensa conjunta con el ministro saudita de Estado para Asuntos Exteriores, Adel al-Jubeir, el funcionario estadounidense destacó que el pedido de captura “no tiene nada que ver con la seguridad nacional, la paz internacional o la promoción de la estabilidad, por lo que lo vemos como es: un truco de propaganda que nadie toma en serio y hace que los iraníes parezcan tontos“.

Soleimani fue una figura clave en la dirección de las acciones militares de Irán en Medio Oriente. Estaba al frente de los servicios de inteligencia iraníes y gozaba de una gran popularidad en su país gracias a, entre otras cosas, haber dirigido la lucha de milicias chiitas contra el Estado Islámico en Irak y Siria. El general iraní fue una de las víctimas de un ataque con drones perpetrado por Estados Unidos, entre las que también figuró el entonces líder de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), una coalición de milicias progubernamentales apoyadas por Irán, Abu Mahdi al Muhandis. 

Washington argumentó por aquel entonces que llevó a cabo el ataque “para proteger al personal estadounidense en el extranjero”, a raíz de las protestas contra su Embajada en Bagdad que se desataron en repudio a un bombardeo previo en el que murieron 25 miembros de las FMP. Dichos bombardeos fueron a su vez ejecutados en respuesta a la muerte de un contratista estadounidense en un ataque con proyectiles contra una base militar situada cerca de la ciudad de Kirkuk. Los incidentes llevaron a Irán a atacar varias bases militares estadounidenses en territorio iraquí, mientras que el Parlamento iraquí aprobó una moción exigiendo la retirada de sus tropas. El Líder Supremo iraní Aali Jamenei prometió “venganza” por el crimen de Soleimani.

El asesinato del general de la Fuerza Quds y virtual número dos del gobierno iraní fue celebrado por Trump apenas minutos después de que ocurrió.”Matamos a Soleimani, el terrorista número uno del mundo según todas las fuentes. Una mala persona”, llegó a decir el mandatario estadounidense, quien en ese momento se encontraba de vacaciones en su club privado de Palm Beach, Florida.

Dejá una respuesta