Protestas en Costa Rica contra el acuerdo con el FMI apoyado por la OEA

Las manifestaciones son contra una propuesta de nuevos impuestos a transacciones bancarias y la renta global, así como el aumento de otros tributos como el de la renta y el de bienes inmuebles.

Costa Rica cumplió este viernes tres días de bloqueos de carreteras por parte de manifestantes que se oponen a un eventual acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 1.750 millones de dólares, que tiene como fin enfrentar la crisis económica causada por la pandemia del COVID-19. mientras, la OEA apoya la propuesta del presidente de Costa Rica de que FMI no cobre intereses en créditos ante el Covid-19. El presidente Alvarado planteó directamente que el Fondo Monetario Internacional (FMI) disponga de financiamiento de emergencia. Asi podemos ver que la OEA vuelve a apoyar un acuerdo de un pais con el FMI aunque tengamos la experiencia argentina tan fresca.

El llamado “Movimiento Rescate Nacional” -liderado por el excandidato presidencial José Miguel Corrales y otros personajes políticos y sociales- anunció que los bloqueos persistirán hasta que el Gobierno desista de impulsar el acuerdo con el FMI, que trae consigo un paquete de nuevos impuestos y recorte de gastos.

El Gobierno informó que este viernes ha contabilizado unas 1.200 personas que participan en un total de 33 bloqueos en puntos estratégicos de carreteras, principalmente en el interior del país, que evitan el paso hacia puertos, aeropuertos, fronteras y zonas agrícolas y turísticas.

Según las cifras del Gobierno, en estos tres días de bloqueos el sector agrícola ha reportado pérdidas por 37 millones de dólares. La madrugada de este viernes la fuerza pública levantó varios bloqueos, algunos mediante el uso de gases, y decomisó una veintena de bombas molotov, cuartos de dinamita y piedras, que no fueron utilizados por los manifestantes.

Los sectores empresariales del país han exigido al Gobierno que dialogue, pero que también garantice el libre tránsito que permita el desarrollo del turismo, las exportaciones y el movimiento de mercancías en momentos en el que el país trata de reactivar su economía en la pandemia. A ambos lados de la frontera entre Costa Rica y Panamá, cientos de camiones de carga no se pueden movilizar debido a un bloqueo de carretera en territorio costarricense.

El pasado 17 de septiembre, el Gobierno presentó a la opinión pública una propuesta para negociar con el FMI un acuerdo por 1.750 millones de dólares que tiene como fin enfrentar los efectos económicos causados por la pandemia de la COVID-19 y evitar una crisis.

La propuesta incluye nuevos impuestos como uno a las transacciones bancarias y la renta global, así como el aumento de otros tributos como el de la renta y el de bienes inmuebles. Además, la iniciativa pretende fusionar algunas instituciones públicas y vender otras como el Banco Internacional de Costa Rica y la Fábrica Nacional de Licores.

La propuesta gubernamental es rechazada por la oposición política, que critica los nuevos impuestos y el bajo recorte del gasto, mientras que sectores sindicales y sociales afirman que la propuesta representa un duro golpe a la clase trabajadora y a los sectores más vulnerables.

Dejá una respuesta

Open chat
Diario Realidad valora tu información , no dudes en enviarla. Nuestra responsabilidad es chequear la noticia para que luego sea publicada.