Rosario, la ciudad inhabitable

En el último tiempo, Rosario se volvió un lugar difícil para vivir. Las cotidianas balaceras, las entraderas, los robos a cualquier hora del día sin importar donde, el narcotráfico, el humo de las islas, el paro de transporte y más, convirtieron una localidad hermosa en una constante pregunta: ¿hasta cuando?

[Por Lucas Monza] Tenemos el Monumento, el Paraná, la costa, las playas, las avenidas, los estadios, el puente, los parques, las plazas, los shoppings, el autódromo, y mucho más. Quién diría que teniendo todo esto, cada vez más gente elige irse de este lugar, o algunos ya piensan en hacerlo. Y sobre todo muchos jóvenes, que como yo, como vos, y como tantos, ven que Rosario se está convirtiendo en una ciudad inhabitable. ¿Y por qué digo que es inhabitable?

Es un tema difícil de abordar, es algo complejo, pero las explicaciones están a la vista. Rosario desde hace tiempo, se convirtió en un constante ámbito de inseguridad. Porque sabés que en cualquier momento te puede tocar a vos. Nos cansamos todos los días de subir noticias de robos violentos, de balaceras, de asesinatos. Y no ves un solo patrullero, y muchos cuando los llaman ni van, o llegan tarde, o te dicen que no pueden hacer nada. Y encima, ahora se le sumó el humo de las islas, que por momentos te prohíbe salir a la calle, o a tu patio, porque el aire se torna irrespirable. Para colmo, si querés ir a trabajar y no tenés movilidad, tenés que gastar fortuna en taxis o remises, porque hay paro de colectivos hace no sé ya cuantos días. Y no es nada contra los choferes, porque tienen todo el derecho a reclamar por lo suyo, esto pasa por otro lado.

Las noticias de todos los días.

Los políticos, tanto municipales como provinciales, se jactan de la ciudad que tenemos, de las acciones que realizan, de las fortunas que destinan (mejor dicho, administran) en la obra pública, y todos se pasan la pelota cuando hablamos de inseguridad. Todos arrastran la gestión anterior y así se hace una pelota gigante, imposible de terminar. Te matan por un celular, te arrebatan los ahorros de tantos años, te pegan un tiro si no les das lo que te piden, o incluso si se lo das, te lo pegan igual. Te quitan la vida por una bicicleta, como trágicamente terminaron con la vida del “Trinche” Carlovich. Te comes un balazo por estar en la esquina tomando algo con amigos, o por estar jugando en la vereda. Esto es Rosario. Todos los días algo nuevo. Y si todavía no te pasó a vos, seguramente te preguntarás cuando te va a tocar, porque inevitablemente nadie hace nada para impedirlo. Ni el intendente, ni los concejales, ni el gobernador, ni los diputados, nadie. Porque ninguno se pone los pantalones largos y toma las medidas que se tienen que tomar, porque la ambición de poder les cega la realidad. O lo ven y no quieren hacer nada. Como dije antes, no ves un solo patrullero por el barrio, pero ojo, para los controles por el uso del tapabocas están en Oroño y Córdoba con escopetas. Si, con escopetas. Parece un chiste, pero es real.

Y la culpa no es del chancho. Si no hay fondos para la nafta, los móviles no van a circular, no te van a cuidar. Aunque esto es relativo, a veces los que te tienen que cuidar, son los mismos que te entregan, o le liberan la zona a los que te matan por el celular. No todos, vale la aclaración. Y eso es porque desde “arriba”, no hay medidas certeras para cambiar, para mejorar. Cada vez estamos peor.

Y eso en cuanto a la inseguridad, ahora vamos al tema de los últimos días. Salís a la calle, salís al balcón, al patio o a la terraza y el cielo parece todo nublado. Pero no, es humo. Y por momentos no podes respirar. El 2020 ya es el año con mayor cantidad de focos de incendio en las islas del Paraná, en la historia. Y otra vez, los políticos se pasan la pelota. Que la culpa es de Entre Ríos, los hashtag pidiendo #BastaDeHumo (como si fueran a parar porque el intendente lo twitee), que tome el caso Nación, etc. Si, están tomando medidas para evitarlo, para acabar con los incendios, pero tarde. Como siempre, tarde. Porque denunciaron, porque hicieron declaraciones, porque la justicia de Entre Ríos tomó el caso, y al otro día era todo fuego nuevamente. Se les ríen en la cara, les hacen lo que quieren y lo pagamos los rosarinos.

Rosario envuelta en humo. Las llamas de fondo.

Y en medio del humo, el paro de transporte urbano e interurbano por falta de pago. Si, los fondos vienen desde el gobierno nacional, pero en una ciudad tan grande como Rosario, ¿no pueden hacer un esfuerzo para pagarle a los choferes? En los últimos tres meses, Rosario ya tuvo 55 días sin colectivos por la falta de pago a los empleados de la UTA. En la actual manifestación, ya van 28 días. ¿No piensan en los conductores que tienen que llevar la comida a su casa?, ¿no piensan en la gente que tiene que ir a trabajar? Hicieron una inversión de anda a saber cuanto dinero en bicisendas, por dar un ejemplo, en toda la ciudad en medio de la pandemia. ¿No podían destinar esa plata para pagar los sueldos? ¿O no querían?

Por todo esto, y por muchas cosas más que te sacan las ganas de seguir acá, Rosario se convirtió en una ciudad inhabitable.

Dejá una respuesta