Un cuchillo puede ser la pieza clave para explicar el crimen de Gutiérrez

El juez de la causa afirmó además que no ve motivos para que el caso pase a manos de la Justicia Federal.

Carlos Narvarte, el juez a cargo de la causa por el crimen de Fabián Gutiérrez, afirmó hoy que un cuchillo podría ser clave para determinar la situación procesal de los imputados por la muerte del exsecretario de Cristina Kirchner.

“Hay un cuchillo que se está analizando”, dijo el juez, que confirmó que el arma blanca tenía sangre y que la hipótesis hasta ahora indica que participó más de una persona en el crimen. “Más allá de la cercanía que tenia uno de ellos con el señor Gutiérrez, lo real y concreto es que la participación fue de más de una persona”, sostuvo en declaraciones a Radio 10.

El juez afirmó que se determinará la situación procesal de los detenidos una vez que tenga la información de la autopsia, de la que no brindó detalles. Narvarte aseguró que “da la impresión” de que a Gutiérrez lo atacaron para pedirle dinero.

El juez aclaró que la carátula provisoria es “homicidio agravado por el número de personas” y que en los próximos días se conocerá la carátula final. “Voy a calificar si entiendo que es criminis causa, alevosía o en concurso premeditado”, dijo.

Narvarte dijo que según la información disponible hasta ahora, los cuatro detenidos habrían estado en el lugar donde murió Gutiérrez.

El magistrado aseguró también que aún no hay razón para que el caso pase a manos de la Justicia Federal, como exigió Juntos por el Cambio, que manifestó su preocupación por que la fiscal del caso sea Natalia Mercado, hija de la gobernadora Alicia Kirchner. “No encuentro razón para que actúe la Justicia Federal en este caso: no veo nada que indique una cuestión política de fondo. Se trata de un delito ordinario que ocurrió en El Calafate con lo cual nada indica que la Justicia Federal debería actuar y tampoco me lo han pedido”, dijo.

Sobre las dudas sobre el presunto contenido político del crimen, el juez indicó que quien quiera que el caso pase a la Justicia Federal lo debe plantear formalmente para que la solicitud esté en el expediente.

“En los elementos que hay incorporados hasta ahora no veo ninguna cuestión política que amerite el traslado a la Justicia Federal”, señaló Narvarte. “Son chicos jóvenes que por una circunstancia equis se les fue las cosas de la mano y estas fueron las consecuencias. Incluso la forma en la que llevan a cabo el hecho, los rastros que dejan, no hay algo muy elaborado. No veo otra cuestión más que esa”, agregó.

El juez, además, afirmó que en los próximos diez días debe decidir sobre la situación procesal de los detenidos. Hoy denegó la excarcelación que pidieron los defensores. Solo declaró uno solo de los detenidos (Pedro Monzón), mientras que el resto se negó.

Dejá una respuesta