Un funcionario del Gobierno provincial está envuelto en un confuso suceso

El pasado viernes, el subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Héctor Acuña tuvo un altercado en un control policial cuando supuestamente iba al penal de Las Flores acompañado de una mujer.

El subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Héctor Acuña se encuentra envuelto en un sospechoso hecho que pone en duda su forma de actuar teniendo a su cargo las cárceles de la provincia de Santa Fe.

El funcionario fue detectado por un control policial cuando iba en su auto con una mujer en Misiones al 7500, en la zona norte de Santa Fe capital, y tuvo que presentar sus permisos correspondientes. Acuña exhibió las habilitaciones y luego de un altercado pudo seguir su camino. Sin embargo, luego denunció a los agentes por malos tratos.

Sobre este hecho corren varias versiones, pero tres son las que se están barajando con más fuerza. La primera asegura que la mujer que acompañaba al funcionario es la pareja de un interno. Sin embargo, desde el entorno de Acuña niegan esto y aseguran que él no cometió ningún delito ni actuó de forma alejada de la moral y las buenas costumbres. Su entorno indicó: “Acuña frecuentemente concurre a los penales cuando se cierran los pabellones y puede tener diálogo con los celadores”.

Otra versión señala que el funcionario iba al penal ya que le dijeron que quitaban la custodia externa impuesta por los motines y que en el camino pasó a dejarle un bolsón de comida a una militante de muchos años y que se encontró a la mujer en el camino haciendo dedo.

Por ahora, en la Justicia no se ha informado de la comisión de ningún delito por parte de Acuña.