Trasante: piden explicaciones ante la desaparición del celular de la viuda

Desde la defensa de la familia afirman que el teléfono de la mujer se encontraba en el lugar de los hechos. Un acta policial lo niega, diciendo que el dispositivo había sido secuestrado. Un rastreo satelital localizó el celular en la casa de un suboficial.

Gabriela Durruty, abogada de la familia Trasante, detalló que el celular de la viuda se encontraba en la casa al momento del asesinato el 14 de julio. Sin embargo, un acta oficial señala que el dispositivo fue secuestrado por la Policía. Ante la incertidumbre, se llevó a cabo un rastreo satelital que dio con el teléfono en la casa de un suboficial.

El fiscal aseguró que la Policía no se llevó el aparato. Resulta que el mismo nunca apareció, y desde la Fiscalía declaran que se trató de un error o el robo de un tercero.

En diálogo con Radio 2, Durruty exclamó: “El teléfono estaba en la casa al momento del hecho (la tarde del martes) y desapareció. En el expediente consta que el teléfono fue secuestrado por la Policía. Primero son dos teléfonos, el de Carolina y el de Eduardo, que después se convierte en uno solo”.

“No sabemos qué pasó. Nosotros indicamos que esos son los hechos. Es grave si había dos celulares y falta uno, y también lo es si es un error material de la elaboración del acta, que es un documento público”, señaló la defensa de la familia, y añadió: “Exigimos a la fiscalía saber qué pasó con ese teléfono”.

La familia Trasante realizó un rastrillaje del teléfono el mismo día del crimen mediante una aplicación privada. Detectaron la ubicación en un domicilio de Dr. Rivas al 5.300. La vivienda corresponde a un suboficial de la comisaría 9º que fue allanado al día siguiente, el miércoles 15. En el procedimiento encontraron otros celulares pero no el de la viuda.

Gastón Ávila, fiscal de la Unidad de Delitos Complejos, afirmó que “la Policía no lo secuestró. Estoy seguro”.

“Estuve en la escena del hecho y no apareció desde el inicio de la causa. La querella se basa en un acta donde dice que se secuestran dos teléfonos pero eso es un error por la orden que dio Fiscalía”, respondió tajante Ávila.

“El acta que dice eso es del Gabinete Científico. Pero yo estuve ahí y no se secuestró”, negó el letrado. Por su parte, estima que al celular de la mujer “o bien se lo llevaron los autores del hecho” o, en todo caso, “alguien que auxilió a las víctimas y entró a la casa”.

Dejá una respuesta