Un hombre intentó defender a su padre, fue baleado en su cabeza y logró sobrevivir

El violento incidente se produjo ayer en horas de la mañana, en la localidad bonaerense de Tolosa. Quería socorrer a su padre tras el asalto de al menos tres delincuentes. Cuando llegó al hospital, todavía tenía el proyectil incrustado en su frente.

El pasado lunes por la mañana, un hombre intentaba defender a su padre de un asalto y fue baleado en su cabeza. Logró sobrevivir de milagro, luego de ser trasladado de urgencia al Hospital San Roque, en la localidad bonaerense de Gonnet.

Los incidentes tuvieron lugar en la localidad de Tolosa. Los malhechores, por su parte, se movían en un Chevrolet Prisma de color gris plata con vidrios polarizados. A punta de pistola, robaron el dinero del jubilado de 73 años y huyeron.

“Días atrás fue mi cumpleaños, hoy volví a cumplir años porque es como volver a nacer”, manifestó horas después Sergio Fluxa, la víctima del balazo en su cabeza.

Según los relatos del hombre de 46 años, los delincuentes ingresaron en la casa de su padre, ubicada en la calle 15 bis entre 528 y 529. La emboscada se produjo mientras el jubilado sacaba su auto del garage.

“Eran las 9:45 de la mañana. Mi papá sacó el auto y en ese momento viene otro auto y se bajan dos malvivientes. Cuando se dio cuenta, mi papá pegó un grito; yo estaba en el fondo y salí a ayudarlo”, contó Sergio.

El adulto, al escuchar los gritos de su padre, salió corriendo a socorrerlo y cuando se asomó, uno de los asaltantes le disparó a quemarropa. “Uno me ve, apunta y dispara, sin mediar palabra. Estaba a unos pocos metros. Nunca imaginé que me iba a disparar y menos a tan poca distancia”, contó la víctima al diario El Día.

Sergio afirma haber sentido el impacto, “pero la adrenalina no me dejó quedar quieto”. En su huída, los agresores condujeron en contramano y él salió a correrlos. “Cuando veo que ya no los podía alcanzar, me toco el cuerpo para ver si la bala me había impactado y de golpe me cae un hilo de sangre de la cabeza”.

Según aseguraron fuentes médicas, el milagro se produjo a raíz de que la bala ingresó en su cabeza y se quedó alojada, sin que llegara a penetrar en el cráneo.

Sergio agarró una camisa y se cubrió la herida para salir despavorido al Hospital San Roque. “Estuve siete horas internado. Nunca perdí el conocimiento. Después me dijeron que la bala estaba entre el cuero cabelludo y el hueso, que no había hecho fractura”, manifestó.

El alta fue otorgada el mismo día que entró al centro de salud. “Los médicos no lo podían creer. Van a dejar la bala ahí. Y a partir de ahora voy a tener un grano”, exclamó.

Por su parte, los delincuentes están prófugos. Martín Patelli, titular de la Comisaría 11°, dialogó con Sergio Fluxa y le contó que habían identificado el Prisma en cámaras de seguridad y estaban siguiendo sus rastros.

Dejá una respuesta

Open chat
Diario Realidad valora tu información , no dudes en enviarla. Nuestra responsabilidad es chequear la noticia para que luego sea publicada.