Un médico salteño renunció luego de ser atacado por los familiares de un fallecido por Covid-19: “Me cansé de tener que elegir a quien dar una cama y a quien darle un tubo de oxígeno semi vació”

Se trata de Daniel Gatica, quien era residente en el hospital de Orán. “Hoy siento que fracasé”, expresó a través de una carta que publicó en sus redes sociales.

“Me cansé de atar con alambre, de hacer lo imposible, de seguir protocolos que sabemos que no sirven, de tener que elegir a quien dar una cama y a quien darle un tubo de oxígeno semi vacío", contó el médico

La situación epidemiológica que está atravesando Salta es muy complicada. Gran aumento de contagios (hasta ahora se registraron en la provincia 6.762 casos y 94 fallecidos); el sistema sanitario esta desbordado; no hay camas de terapia intensiva; los médicos no dan abasto, quienes además tienen que hacer frente a la escasez de insumos y elementos de protección.

En este marco desesperante, Daniel Gatica renunció a su cargo de médico de guardia del Hospital San Vicente de Paul, en Orán, luego de ser agredido por familiares de un fallecido por coronavirus, quienes causaron destrozos, el pasado sábado por la tarde y publicó una carta a través de su cuenta de Facebook exponiendo la situación que viven los trabajadores de la salud.

“Hoy viví, uno de los días más tristes de mi vida como profesional, hoy sentí el peso de esta maldita pandemia. Hoy 13 septiembre dije basta, basta, fueron 12 días de puro estrés de solo dar malas noticias, de tener que estar en todos lados, de no dormir, de comer lo que venga, de no tomar agua por horas y horas”, expresó.

“Estoy cansado de tener 3 óbitos en una tarde o 5 en una noche y saber que nunca hay cama en terapia, que estamos solos, que no hay que molestar y arreglarse con lo que hay, días y días de guardia en emergencia donde hace más de un mes el oxígeno es un lujo, Me canse de atar con alambre, de hacer lo imposible, de seguir protocolos que sabemos que no sirven, de tener que elegir a quien dar una cama y a quien darle un tubo de oxígeno semi vacío y una camilla o una silla, me canse de salir a las 15 y volver a las 18 y salir dos días después, sin tener donde bañarse ni cambiarse, total SOMOS RESIDENTES, todo para qué?”, cuestionó.

“Para recibir esto… una agresión física y al alma de una sociedad hipócrita e injusta que cuando se tenía que cuidar, todo era joda y joda, y hoy lloran a sus muertos y reclaman atención… Siempre dije, hay que cuidarse porque cuando llegue la pandemia a Oran hará desastre, Nuestra población tiene secuelas pulmonares, secuelas de tbc, hiv, de desnutrición, de obesidad, de adicciones y de diabetes no controlada”, agregó.

“Hoy digo basta, hoy siento que fracasé, hoy dejo el lugar que ame, el lugar que me enseño, que me guió, que hizo lo bueno y lo malo que soy”, aseguró.

“Lo siento mucho por la Guardia y por la gente que necesita atención, pero así, no se puede, esto ya es costumbre, hace mas de 3 años que trabajo en emergencias 24hs todos los sábados… y cada día es peor, A donde quedo la inversión en salud, los aplausos y los héroes? porqué mis colegas amigos y compañeros de guardia no cobran desde junio, por que siempre para el monotributista y para el residente NO HAY PLATA…”, enfatizó.

“Fuerza colegas, fuerza residentes, fuerza Oran, que de esta saldremos todos juntos. Algún día la torta se cortará para todos y seremos un mejor equipo y un mejor hospital. Hasta tanto, que Dios nos ampare…”, concluyó.

Dejá una respuesta

Open chat
Diario Realidad valora tu información , no dudes en enviarla. Nuestra responsabilidad es chequear la noticia para que luego sea publicada.